Aire limpio para todos

Todos lo necesitamos para vivir. El aire es inapreciable y la presión social y legal para protegerlo está aumentando, con requerimientos cada vez más estrictos. Esto está creando grandes desafíos, pero también oportunidades excepcionales.

Aire limpio para todos

Las cuestiones ambientales se han vuelto cada vez más importante en las últimas décadas. En septiembre de 2015, todos los países miembros de la ONU acordaron por primera vez participar en un plan de acción conjunta para frenar el calentamiento global, se llama la Agenda 2030. Es universalmente aplicable a todos los países. Los complejos objetivos de sostenibilidad establecidos en el programa representan una oportunidad para que las empresas tengan una participación decisiva. En última instancia, la calidad y la previsión prevalecerán.

Para los fabricantes de productos ecológicamente pertinentes como los convertidores catalíticos y células de combustible, esto abrirá muchas oportunidades. No obstante, la presión para mejorar constantemente es alta. El mercado está en movimiento y las empresas tienen que moverse con él. Para tal fin, debemos estar vigilando constantemente las tendencias para hacer seguimiento de los desarrollos principales, o tener un socio fiable que lo haga por nosotros.

Requerimientos legales más estrictos

Requerimientos legales más estrictos

Los legisladores están pasando cada vez más leyes ambientales basadas en hechos y hallazgos científicos. El valor está puesto no tanto en lo que es técnicamente posible, sino en el logro de una meta, por ejemplo, bajar permanentemente los niveles de contaminantes en las principales zonas urbanas.

Esto significa que cumplir con los requisitos legales será más difícil. Además, las aplicaciones en las que nadie estaba poniendo atención hace unos cuantos años ahora se están incluyendo en las leyes actuales. Las nuevas leyes ambientales son más estrictas, no sólo para los autos y camiones, sino que ahora también se aplican a los motores de gasolina de cortadoras de césped, motosierras, y sopladores de hojas, así como aplicaciones industriales.

Los motores pequeños utilizados en dichos equipos para trabajar en el jardín, el parque y el bosque representan retos especiales porque tienen que ser adaptados individualmente para el uso del equipo. Es por eso que necesitamos sistemas de convertidor catalítico flexibles que se pueden adaptar a las respectivas áreas de aplicación.

Se debe desarrollar y mejorar constantemente la eficiencia del convertidor catalítico a fin de garantizar un rendimiento óptimo del sistema, que pueda ir al paso de leyes ambientales cada vez más estrictas. El diseño del catalizador, junto con la interacción entre un recubrimiento de superficie catalíticamente activo y el material portador, desempeñarán un papel cada vez más importante en términos de eficiencia.

Además, es crucial estar al tanto de los desarrollos legislativos y ofrecer productos para los diferentes mercados que puedan cumplir con la legislación de cada país, idealmente antes de que las nuevas leyes entren en vigor.

Convertidores catalíticos de larga duración

Convertidores catalíticos de larga duración

Los convertidores catalíticos, especialmente para el segmento de motores pequeños, deben tener una larga vida de servicio. Los convertidores catalíticos defectuosos en motores pequeños pueden pasar desapercibidos bajo ciertas circunstancias. Y si el defecto se observa, debilita la confianza del consumidor en el producto y esto tiene un impacto negativo en la confianza en la marca. Los fabricantes de dispositivos de usuario final deben, por tanto, prestar más atención al rendimiento a largo plazo de los sistemas incorporados.

No sólo se trata de contaminantes

No sólo se trata de contaminantes

Los catalizadores no se utilizan simplemente para reducir las sustancias tóxicas. En zonas urbanas densamente pobladas, los complejos industriales suelen estar ubicados cerca de barrios residenciales. Los catalizadores se utilizan también en estas áreas para evitar olores desagradables. No sólo se trata de mantener una buena relación entre la planta de fabricación y los residentes locales; también se trata de conservar la reputación de la empresa en la comunidad.

Incluso en el hogar, reducir el "aire malo" es del interés de todos. Por ejemplo, los sistemas de conversión catalítica se instalan en hornos para evitar la emisión de olores, mejorando así las posibilidades de venta de dichos aparatos en el segmento de precio de lujo.

volver arriba