Almacenamiento de energía para el futuro

La transición de energía es de vital importancia para combatir el cambio climático global y está avanzando enormemente. Cada vez más electricidad es producida de fuentes renovables. Sin embargo, esta energía no es fácil de almacenar y ahí está el problema.

Almacenamiento de energía para el futuro

Pensemos en Alemania, por ejemplo. El gobierno federal de Alemania se ha propuesto aumentar la producción de energía limpia en un 80% para el 2050. En 2015, uno de cada 3 kilowatts-hora (32.5%) fue producto de energías renovables. Gracias a la rápida expansión, la producción total de energía eléctrica en Alemania alcanzó un nuevo récord de 647 terawatts-horas en 2015. El excedente fue de aproximadamente 154 mil millones de kilowatt-hora (kWh). La energía renovable satisface casi una cuarta parte (22.8%) de la demanda global de electricidad.

Tomando en cuenta estas cifras, el problema no es la producción de energía, sino el hecho de que la energía no se almacena eficientemente y sólo está disponible mientras se produce. Transportar energía también representa un obstáculo. El objetivo es proporcionar energía de manera óptima en el momento y lugar correctos; y para hacerlo, no existe otra alternativa más que el almacenamiento eficiente.

Energía verde con hidrógeno

En la actualidad, una de las opciones más prometedoras para almacenar excedentes de electricidad es el hidrógeno. El hidrógeno representa un medio ideal para almacenar energía y puede convertirse directamente en energía en pilas de combustible.

Esto brinda grandes oportunidades para los fabricantes de sistemas que producen hidrógeno. Existen varios métodos para producir hidrógeno que utilizan diferentes electrodos y electrolitos. El método de electrolito polimérico utiliza catalizadores de platino-iridio, entre otros, es especialmente eficiente y no daña el medio ambiente.

El método más eficiente

A diferencia de los métodos alcalinos convencionales, el método de electrolito polimérico no utiliza níquel Raney ni electrolitos corrosivos y los tiempos de conexión cortos ofrecen grandes ventajas.

Los sistemas deben operar cíclica y continuamente, lo que requiere electrodos con una vida útil mayor al promedio. Para ello, necesitará a un socio confiable a largo plazo con experiencia en el recubrimiento con metales preciosos y de electrodos.

volver arriba