Calentamiento y desbarbado de plástico mediante infrarrojos

Muchos componentes de plástico se fabrican con el proceso de moldeado de plástico o mediante prensas. Con estos métodos, no siempre se puede evitar que se produzcan rebabas de bordes afilados. Sobre todo en el caso de componentes con un moldeado complicado, retirar las rebabas para continuar el procesamiento de la pieza puede ser un auténtico desafío.
La radiación infrarroja calienta componentes de plástico en cuestión de segundos de manera concentrada en la superficie. Así, se funden las rebabas y se eliminan.

Además, los radiadores infrarrojos de vidrio de cuarzo pueden ser remoldeados y fundidos por los bordes o las rebabas con tanta precisión que no se dañe la propia pieza a trabajar.
Con esto, son superiores a muchos métodos convencionales, ya que la eliminación manual, con cuchillas especiales o utilizando llamas de gas, no produce resultados uniformes y supone tiempo de trabajo.
Los radiadores infrarrojos transmiten el calor sin contacto y funden las rebabas para eliminarlas sin dañar el producto. De esta manera, se puede reducir significativamente el porcentaje de desechos en la producción de piezas moldeadas.

Las ventajas para usted:

  • La radiación infrarroja se transmite sin contacto
  • Los plásticos se funden rápidamente en la superficie
  • La radiación infrarroja tiene un efecto reproducible, permitiendo así la automatización
volver arriba