Decoración y pintura de metal

Las pinturas y revestimientos curables mediante UV se utilizan en sustratos metálicos como acero (sin tratar o tratado con fosfato), acero galvanizado y aluminio para conferirle al producto atractivo y resistencia a la corrosión. Por ejemplo, las etiquetas identificativas y placas metálicas se satinan con tintas UV, y las piezas tridimensionales como los filtros de aceite, los depósitos portátiles de gas (bombonas de gas) y los componentes de automoción se pulverizan con revestimientos de pintura líquida UV que son 100% sólidos. Heraeus trabaja estrechamente con el cliente y los formulantes especializados en revestimientos UV directos sobre el metal para desarrollar un procesos de curado UV que satisfaga sus necesidades.

Ventajas de la decoración y pintura UV del metal:

  • Menores costes de producción
  • Mayores velocidades de producción
  • Menores tasas de rechazo: el proceso a baja temperatura permite pintar piezas ensambladas, eliminando daños durante las operaciones de ensamblaje
  • Significativamente menos superficie requerida
  • Reduce los costes energéticos
  • Menores emisiones medioambientales

Sus aplicaciones para el curado UV del metal:

  • Carcasa de filtro de aceite
  • Depósitos portátiles de propano
  • Placas/etiquetas identificativas
  • Componentes de automoción como ruedas, rotores de frenos, estárter y alternadores
  • Revestimiento de bobinas
  • Electrodomésticos y bienes de consumo