Luz ultravioleta para procesos fotoquímicos

Muchas síntesis orgánicas solo se logran después de ser radiadas con ultravioletas o bien se ven aceleradas notablemente con la irradiación.

Al contrario que con la excitación térmica, las reacciones inducidas por la luz transcurren ya a temperatura ambiente y, por tanto, de manera más respetuosa. Además, se generan menos subproductos. Los procesos fotoquímicos también se pueden emplear de forma orientada para degradar, p. ej., sustancias peligrosas o eliminar sustancias tóxicas.

Además de la clásica práctica de reacción en reactores discontinuos o agitadores, probada desde hace años, se ejecutan reacciones químicas también en microrreactores en los que se pueden realizar pasos de reacciones fotoquímicas de manera más fácil y eficiente.

Ventajas de la fotoquímica

  • Implementación selectiva
  • Menos subproductos
  • Procedimiento cuidadoso con el material
  • Posible uso a escala macro y micro
  • Disminución de sustancias dañinas sin necesidad de añadir productos químicos agresivos

Ámbitos de aplicación de los procesos fotoquímicos

  • Síntesis: entre otros, isomerización, polimerización, adición
  • Análisis: determinación TOC, determinación de metales pesados
  • Tratamiento de aguas residuales: degradación de hidrocarburos clorados (HCC) y compuestos halógeno-orgánicos (AOX)
  • Producción de agua de la máxima pureza: Degradación de compuestos orgánicos
  • Tratamiento de agua potable: Desinfección y eliminación de pesticidas
  • Investigación de fármacos y cosméticos: Examen de la fotoestabilidad
  • Industria embotelladora y alimentaria: Eliminación de microorganismos y desinfección
volver arriba