Sistema de campana extractora ultravioleta para la eliminación de grasas y olores en cocinas industriales

¿Normas de protección anti-incendios del responsable de limpieza de chimeneas?
¿Paga mi seguro en caso de siniestro?
¡A mis vecinos les molestan los olores!
¿Gastos de limpieza excesivos y reparaciones frecuentes?

En las cocinas industriales pueden producirse incendios donde se acumulan las grasas, por ejemplo, en las campanas extractoras y los conductos de escape de aire. En ellos basta una chispa para encender la grasa acumulada.

Por consiguiente, si su limpieza es inadecuada o poco frecuente, incluso un pequeño incendio puede propagarse y extenderse rápidamente. Sin embargo, en muchas cocinas no se puede prescindir sin más de la grasa y las altas temperaturas.
Las consecuencias de esto son un gran riesgo de incendio y altos costes de limpieza para mantener la cocina y el extractor limpios.

Mediante la luz ultravioleta, los enlaces de las moléculas de olor y grasa se destruyen y se descomponen en fragmentos individuales. De esta manera, no puede acumularse más grasa en las campanas extractoras. Esto reduce los costes de limpieza y evita reparaciones frecuentes, por ejemplo, las del ventilador.

Además, el aire de escape descargado en el medio ambiente está libre de grasa y de olores gracias a esto. Para alegría de sus vecinos, porque incluso los olores desagradables son neutralizados. Gracias a la tecnología ultravioleta, se pueden cumplir normativas oficiales como VDI 2052 y DIN 16282.

Al cocinar se generan vapores que contienen grasas y olores. Una parte de las grasas son retenidas por los filtros.

Otra parte, sin embargo, traspasa el filtro y termina en la salida de humos. Una forma de detenerlo es instalar radiadores ultravioletas en la campana extractora. Estos radiadores se encargan de que las moléculas de olor y grasa ya no molesten ni causen daños. La consecuencia lógica es que el conducto de escape y la campana permanecen prácticamente libres de grasa y reducimos el riesgo de incendio inmensamente.

Otros ejemplos de aplicación:

Purificación ultravioleta de humos de cocina en la restauración de Heraeus:

Especialmente en las cocinas industriales, el empleo de grasas y aceites producen olores desagradables y acumulaciones persistentes en las campanas extractoras y en los extractores. Los separadores de grasa en la campana extractora de la cocina pueden eliminar solamente hasta el 95% de las grasas del aire de escape. El resto se deposita en el cuerpo de la campana y en el conducto de salida de gases. Esto dificulta la limpieza, pero, sobre todo, es poco higiénico y también causa y un gran riesgo de incendio. Heraeus Noblelight ha desarrollado radiadores especiales ultravioletas de vacío para la extracción de humos de cocina. En la gama de longitudes de onda de 185 nm (VUV), las moléculas de grasa y olores se fotolizan, se descomponen y, por tanto, se neutralizan.

Antes de la instalación de la solución ultravioleta

Antes de la instalación de la solución ultravioleta

3000 h después de instalar la solución ultravioleta

3000 h después de instalar la solución ultravioleta

Solución ultravioleta de campana extractora para cocinas

Los responsables urbanos de medio ambiente pidieron a la dirección de la escuela de idiomas Humboldt Institut e.V. que respondieran a las quejas de un residente sobre los olores emitidos, y amenazó con cerrar la cocina, por lo que estaba en juego el servicio de comida de los alumnos. Tras visitar las instalaciones de la cocina (una campana extractora con una potencia de unos 4.000 metros cúbicos por hora, dos turnos de comida caliente y un turno de frío), quedó claro que los ultravioletas serían una buena solución.

Campana extractora con sistema ultravioleta

En particular, las cocinas comerciales situadas en grandes centros comerciales o edificios de oficinas necesitan un buen sistema de extracción y filtrado para mantener el medio ambiente limpio y evitar que los olores se filtren hacia el exterior. En los restaurantes chinos, sin embargo, el nivel de grasa es alto y los filtros para proteger el sistema de ventilación de una propiedad en Birmingham tenían que cambiarse semanalmente. Los filtros, bastante caros, generaban un montón de problemas. Para ahorrar tiempo y dinero, Jacobs Bond Pascoe Ltd. instaló una solución ultravioleta de Heraeus.

volver arriba