Horno infrarrojo para procesos térmicos en la industria

Los hornos infrarrojos MAX combinan la radiación infrarroja con convección y una reflexión óptima. En el interior del horno, se utilizan exclusivamente materiales de vidrio de cuarzo, incluidos nanoreflectores QRC®.

Desde la simulación hasta la solución final

El tamaño del horno se puede adaptar al producto y al proceso. Una simulación numérica en la fase de diseño configura el proceso térmico con gran ahorro de energía. Para alcanzar una temperatura máxima del producto de 900 °C, un horno MAX se calienta en menos de 10 minutos y se puede enfriar en menos de 10 minutos. Esto permite un cambio rápido de producto. El horno MAX se puede emplear tanto en modo continuo como por lotes.

Horno MAX: gran eficiencia energética

Las pruebas demuestran que la temperatura máxima de radiación en un horno con una longitud calefactada de 700 mm y una sección de cámara 150x150 mm se alcanza en menos de un minuto. En modo continuo a 900 °C de temperatura de sujeción, se necesita solamente una potencia de sujeción de, en total, unos 3 kW, a causa de su excelente eficiencia energética.

Las ventajas para usted

  • Gran pureza para productos sensibles
  • Resistencia al choque térmico para procesos rápidos
  • Las mejores propiedades ópticas
  • Excelente estabilidad mecánica incluso para temperaturas muy altas
  • Muy buena procesabilidad para dimensiones flexibles del horno
  • Muy buena homogeneidad del campo de temperatura a causa de su reflexión difusa

Áreas de aplicación

Horno para templar vidrio
  • Templado de ampollas de vidrio y vidrio para envases
  • Impresión térmica de pinturas decorativas sobre vidrio o cerámica
  • Remoldeado de chapas o cuerpos metálicos
  • Revestimiento de alambres
  • Recalentamiento de metales muy reflectantes
  • Recristalización de alambres metálicos
  • Esmaltado
volver arriba