Diseño inteligente de instalaciones para procesos industriales: sistemas infrarrojos de un mismo proveedor

Curado de pintura en polvo, secado de pintura húmeda, soldadura de plásticos, etc. Existen innumerables etapas en la producción industrial que necesitan calor El rápido calentamiento y el mínimo requerimiento de espacio hacen de los sistemas infrarrojos una fuente de calor atractiva. La adaptación al producto y al proceso requiere no obstante una planificación de la instalación bien concebida.

Diseño inteligente de instalaciones

Los radiadores infrarrojos eficientes y con un buen control constituyen el corazón de cada instalación. Nos ocupamos de que optimicen su proceso.

  • Simulación CAE
  • Diseño de instalación
  • Pruebas prácticas
  • Diseño estructural
  • Construcción de módulos y control
  • Desarrollo de soluciones completas, incluyendo periféricos
  • Montaje, instalación y puesta en funcionamiento in situ
  • Servicio y mantenimiento in situ

Ventajas

  • Simplificación y aceleración de la planificación
  • Adaptación óptima al proceso
  • Ahorro de energía

Ejemplos de sistema

  • Horno seco con sistema de transporte
  • Sistema infrarrojo con extracción, medición de temperatura y control
  • Sistema infrarrojo combinado, catalítico para gas, eléctrico y de aire caliente

Vea usted mismo todo lo que se puede hacer con sistemas catalíticos para gas.
He aquí algunos ejemplos de aplicación:

Proceso de reflujo en horno infrarrojo

Wilms construye instalaciones galvánicas para estañar chapas de acero y no ferrosas en todo el mundo. En la instalación de reflujo se utilizan hornos infrarrojos Heraeus desde hace tiempo. Los responsables del proyecto de Wilms buscaron opciones para ahorrar energía en el proceso y alternativas energéticamente eficientes. Tras consultar con los especialistas en aplicaciones de Heraeus, se encontró rápidamente una solución: con el innovador horno infrarrojo MAX.

Precalentamiento infrarrojo de botellas de vidrio

Al llenar botellas, existe el grave peligro de un choque térmico que haga que el vidrio salte o se astille, sobre todo cuando la diferencia de temperaturas entre el líquido y el vidrio es mayor de 42 °C. Una solución fue un horno infrarrojo de cuatro metros con una potencia nominal de 109,2 kW que calienta las botellas vacías. El horno consta de tres zonas; en la tercera zona, mediante un regulador PID, se garantiza que las botellas tengan la temperatura correcta para el llenado.


¡Consulte sobre su aplicación!

¿Su aplicación no está detallada? ¡Los infrarrojos pueden hacer muchas más cosas! ¡Pregúntenos!

volver arriba