Calor infrarrojo para electrónica impresa

La electrónica impresa y las funcionalidades impresas avanzan, como el RFID (radio frequency identification), como parte de tarjetas telefónicas o de crédito (smart cards), como protección anticopia o como protección en documentos de identidad. Para producir la electrónica impresa, se aplican tintas orgánicas o metálicas en láminas de plástico, papel o vidrio. El curado, el secado y el sinterizado son procesos necesarios para alcanzar la conductividad y las propiedades semiconductoras o dieléctricas deseadas.
Para ello, se utilizan LEDs o radiadores ultravioletas, lámparas de destellos, hornos de aire caliente o sistemas infrarrojos novedosos junto con una unidad de control inteligente.

Las ventajas para usted del calor infrarrojo:

  • Un novedoso sistema infrarrojo, junto con una unidad de control inteligente, puede realizar varios procesos diferentes de secado y sinterizado. Así, no es necesario cambiar.
  • Los radiadores infrarrojos transmiten la energía sin contacto y generan el calor dentro del producto.
  • Pueden adaptarse bien en longitud de onda, potencia y forma a distintos sustratos y materiales funcionales.
  • Los breves tiempos de reacción minimizan daños en caso de parada o desgarro inesperados de la cinta.
  • Los métodos numéricos modernos, como el seguimiento de rayos (Ray tracing) o la dinámica computacional de fluidos (Computational Fluid Dynamics), ayudan a diseñar el calentamiento de los materiales de la manera más homogénea posible.
  • Una tecnología reflectora estudiada también contribuye a aplicar la energía de manera óptima.
volver arriba