Secado y endurecimiento de tinta e impresión digital

Secado de tinta

Los libros, los folletos, las etiquetas, los formularios, las láminas o los envases son impresos con distintos procedimientos y se recubren con un barniz protector. Sin embargo, todos ellos tienen en común que la tinta tiene que estar totalmente seca o dura antes de que las obras impresas puedan ser apiladas, cortadas, plegadas o procesadas posteriormente de alguna otra manera. Para el endurecimiento o el secado, se utilizan, en función de la pintura, radiadores ultravioletas o infrarrojos o una combinación de ambos radiadores.

Secado y endurecimiento con calor infrarrojo

Aproveche la inteligencia de la tecnología de calor infrarrojo. A diferencia de los procedimientos térmicos convencionales, los radiadores infrarrojos transmiten una gran cantidad de energía en un corto periodo de tiempo. El calor está exactamente donde y cuando lo necesita su proceso, endureciendo la tinta de manera dirigida y protegiendo el papel y la máquina.

Ejemplos de aplicación para el secado con calor infrarrojo:

  • Impresión digital para envíos personalizados
  • Serigrafía en vidrio
  • Folletos con offset
  • Servilletas con flexografía

Secado y endurecimiento con ultravioletas

La radiación ultravioleta endurece pinturas y tintas en fracciones de segundo, permitiendo así un rápido procesamiento posterior y una gran velocidad del proceso. Las impresiones endurecidas con ultravioletas son resistentes a los arañazos y a la fricción, así como a los disolventes, propiedades decisivas p. ej. para los envases.

Ejemplos de aplicación para el endurecimiento con radiación ultravioleta:

  • Impresión en etiqueta
  • Impresión en envases
  • Impresión digital para envíos personalizados

Las ventajas para usted, en resumen

volver arriba