Catalizador de oxidación

Catalizador de oxidación

Los catalizadores de oxidación se usan principalmente en motores diésel para la reducción de emisiones contaminantes. La conversión de contaminantes en CO2 y agua se produce en el recubrimiento de metal precioso del catalizador.

En comparación con el principio de 3 vías, hay un exceso de aire en el gas de escape de un motor diésel, a lo que se conoce como escape pobre. Esto significa que el NOx no puede ser convertido a nitrógeno en un catalizador por oxidación. En cambio, a temperaturas de 150 - 400 °C, el NO se oxida convirtiéndose en NO2.

Además, el escape de un motor de diésel, por lo general es considerablemente más frío que el de un motor de gasolina. Esto quiere decir que la temperatura de trabajo del catalizador tiene mayor importancia en el catalizador por oxidación, ya que el catalizador solo se activa por encima de cierta temperatura. Los cambios frecuentes de temperatura y los depósitos de aceite de motor aditivos de combustible empujan esta temperatura de trabajo a niveles más altos y el catalizador envejece.

Los recubrimientos de catalizador de Heraeus para catalizadores por oxidación permiten una baja temperatura de trabajo con una buena resistencia al envejecimiento. Con nuestra experiencia especial se logra una carga baja de metal precioso. Además, el paladio más económico puede sustituir al caro platino lo que resulta en un ahorro de costos. Esto no tiene influencia en el desempeño del catalizador.

Dependiendo del diseño del recubrimiento, la oxidación de NO puede aumentar o suprimirse casi por completo. Esto hace posible diseñar catalizadores específicos por aplicación según a los requerimientos del cliente. Póngase en contacto con nosotros.

volver arriba